5 puntos al contratar a un traductor

03/07/2014
María Verónica Di Genno
Categorías:

Si nunca ha contratado a un traductor, aquí encontrará algunas temas a tener en cuenta:

¿Dónde está esa gente que se llaman traductores?

Dónde están los traductores

Un traductor es un profesional graduado de una universidad o de un terciario. En su mayoría, están inscriptos en alguna asociación de traductores, como AATI, o colegio de profesionales, por ejemplo, el de Córdoba, Argentina,  lo que le da seriedad al ejercicio de la profesión. Normalmente, cada traductor se especializa en algún campo del saber para lograr traducciones de mejor calidad y con la mayor precisión posible.

Para que el trabajo dé un mejor resultado, lo ideal es traducir del idioma extranjero, por ejemplo un texto en inglés, al idioma nativo del traductor, en mi caso el español. Además, se deberá tener en cuenta que hay diferentes variedades del español en Latinoamérica y en España cuando se elija al profesional de la lengua.

¿Le doy el texto al profesional y listo?

Para el trabajo de la traducción no está de más facilitarle una ayuda al traductor. Si usted es técnico o profesional o tiene estudios realizados sobre el tema que necesita traducir puede facilitarle algún glosario que enriquecería mucho el trabajo del traductor con los términos con los cuales usted está familiarizado. Asimismo, puede ser importante en algunos casos que tenga una conversación previa con el traductor. De esta manera, le aclararía algunos términos técnicos que usted considere necesario hacerlo.

¿Cómo se cobra?

En general se cobra por palabra. La manera de hacer el presupuesto es enviándole por algún medio digital al traductor el texto a traducir. En función de la cantidad de palabras se determina el costo de la traducción.

Cantidad de palabras

Cada Colegio de Traductores estipula los honorarios de las traducciones e interpretaciones que se encuentran para su consulta en sus respectivas páginas web.

A veces el cliente tiene material para traducir que lo considera confidencial y, por lo tanto, no desea enviar todo el texto para que lo presupueste el profesional. En este caso, el cliente puede enviar una página de muestra para que el traductor pueda calcular un costo aproximado. Lo puede hacer contando la cantidad de páginas a traducir multiplicado por la cantidad de palabras que tenga esa página (de muestra) del documento. Luego, una vez hecha la traducción, se calculan los honorarios contando las palabras que resultaron de la traducción.

No omitir, no añadir, no adulterar (Valentín García Yebra)

Formatos (imagen, tablas, PDF)

Con respecto a los formatos, lo mejor es que esté escrito en un documento de texto, puede ser .odt, .doc, . Esto conviene desde el punto de vista económico para el cliente ya que todo lo que es diseño gráfico encarece el precio final de la traducción. Además de cobrar la traducción por la cantidad de palabras, se cobra el trabajo del diseñador gráfico.

¿Cuánto demora una traducción?

Demora de una traducciónUn asunto que les cuesta dimensionar a los clientes es el tiempo que puede llevar traducir. ¿Cuánto tiempo toma escribir un texto? Cuando usted crea un texto como una carta, tiene que decidir qué decir y cómo decirlo. Del mismo modo, el traductor tiene que captar lo que dice el autor en ese texto y expresarlo con el mismo tono, estilo, y darle la misma finalidad teniendo presente al destinatario del texto y las diferencias culturales. Traducir no es mirar el texto en un idioma y “copiar y pegar” en la otra lengua. Es por este motivo que la fecha de entrega de la traducción se tiene que acordar con el traductor. Sobre la base de la cantidad de palabras y la complejidad de su contenido, el profesional determinará el precio de la traducción. La complejidad del texto se refiere a si es un texto que pertenece a alguna ciencia exacta o humana, si es algo artístico como la literatura, si es formal o informal.

Espero que haya sido útil mi explicación a los potenciales clientes. Y,  mis colegas ¿qué comentarios pueden hacer al respecto? Estoy disponible para responder a sus consultas y para intercambiar experiencias.

María Verónica Di Genno

Traductora Pública | Sworn Translator

8 Respuestas

  • Elena C. Murray dice:

    Muy valiosos tus comentarios y sugerencias. Cuando sea posible, le pido al cliente que me envíe el texto primero para hacerle una cotización justa y determinar cuánto tiempo me tardaré. Hay ocasiones en que me tardo un buen rato en traducir un párrafo especialmente complicado.
    También hay clientes que creen que la traducción es una especie de “mecanografía elegante” que puede hacerse casi instantáneamente. O que dicen que son “sólo cinco cuartillitas” cuando en realidad el texto está impreso a renglón cerrado, en letra pequeña y resulta mucho más. En fin, cada texto es totalmente distinto al anterior y uno aprende con cada experiencia.
    Traductora del español al inglés.

    • María Di Genno dice:

      Elena, muchas gracias por tu comentario. Me pareció importante dar esta breve explicación a potenciales clientes debido a los planteos de los clientes y a las explicaciones que tienen que dar los traductores. Es como que hay que “educar” a los clientes.

  • Juan Manuel Martín Arias dice:

    Increíble que en vez de ‘presupuesto’ (de la traducción) se hable de ‘cotización’ (del inglés ‘quotation’). Afortunadamente, en España esto no ocurre todavía, pero ocurrirá. ¿Hasta cuando vamos a estar copiando del inglés como acomplejados? ¿Traducir es metafrasia o minometafrasia? ¿Traducir es traducir o copiar del inglés?
    Juan Manuel Martín

    • María Di Genno dice:

      Gracias por comentar, Juan Manuel Martín Arias. En Argentina estamos muy acostumbrados a usar la palabra presupuesto aunque según la definición de la RAE, cotización queda muy bien. También estoy muy de acuerdo en no usar palabras en inglés cuando existe el equivalente en español.
      No me queda en claro el resto del mensaje.

  • Silvia Allegretto dice:

    Muy interesante tu artículo María. En cuanto a los presupuestos de traducciones legales o documentos personales, es muy común que los clientes pidan rebajas, ya que somos el último eslabón después de abogados y escribanos. Saludos.

    • María Di Genno dice:

      Gracias, Silvia Allegretto, por tu opinión. Lamentablemente, muchos clientes valoran más otras profesiones y por lo tanto están dispuestos a pagar cualquier precio, y menosprecian a los traductores como si la traducción fuera poco importante.

  • Carlos Mesa dice:

    Estoy muy de acuerdo con los comentarios hechos y con los 5 puntos al contratar un traductor. Yo también, muchas veces, hago rebaja, para que me acepten el trabajo. Por lo general, redondeo la cifra y no hago tanta rebaja, ya que traducir un texto X no es tan rápido ni fácil como la gente cree ni tampoco es mera dactilografía como muchos otros piensan. Muchas gracias Maria Di Genno.

    • María Di Genno dice:

      Muchas gracias, Carlos por compartir su experiencia. No es poco común que algunos traductores nos tengamos que ver obligados a hacer rebajas en algunos casos. No estoy de acurdo con esa modalidad, el traductor es un profesional que debe hacer valer su trabajo y su tiempo. Sin embargo, hay casos especiales tales como las organizaciones sin fines de lucro en que es totalmente comprensible que les cobremos menos o que traduzcamos gratis.
      Mis saludos y mucha suerte con las traducciones.

Dejar un Comentario